Legislación y Noticias Argentina, 21 de marzo de 2023
Si está registrado puede iniciar sesión o solicite suscripción para acceder a todos los
contenidos del Portal.

Nuevas consideraciones para la Autoevaluación e Informe Técnico 2023

Laura Silvina Escandell | En esta nota, la gerente de prevención de lavado de activos y financiamiento del terrorismo de Lisicki Litvin & Asociados indica en qué deberan trabajar los sujetos obligados para la presentación de los requerimientos de la UIF de este año. | 06/03/2023


Como todos los años, durante los meses de abril y mayo operan los vencimientos anuales para el desarrollo y presentación de la Autoevaluación de Riesgo (AER) e Informe Técnico (IT) ante la Unidad de Información Financiera (UIF). Esta obligación actualmente sólo recae sobre los sujetos obligados alcanzados por las Resoluciones UIF N° 30/2017, 21/2018, 28/2018 y 76/2019, es decir, aquellos que deben aplicar un Enfoque Basado en Riesgo (EBR), en línea con la Recomendación N°1 del Grupo de Acción Financiera (GAFI). Como parte de las tareas de retroalimentación de la información enviada por los sujetos obligados a la UIF,  llevadas adelante durante el año 2022, el organismo de contralor emitió un informe denominado "Análisis de los Informes Técnicos de Autoevaluaciones de Riesgos de los Sujetos Obligados"

Cabe mencionar que -desde la implementación del EBR para los distintos sujetos obligados-, no existía devolución alguna por parte del órgano de contralor, sobre pautas para la adecuada medición y exposición de riesgos y aplicación de mitigantes. De ahí, la importancia de esta retroalimentación, la cual viene a aportar lineamientos y recomendaciones que resultaban necesarios y que el sector venía reclamando desde hace tiempo. El objetivo del mencionado documento es orientar a los distintos sujetos obligados y brindarles herramientas que les permitan elevar la calidad de los procesos de elaboración de la AER. 

Del análisis efectuado por el organismo se remarcaron las fortalezas y debilidades identificadas, como así también surgieron recomendaciones para el desarrollo de la metodología de evaluación de los riesgos, teniendo como marco los estándares internacionales fijados por el GAFI. A modo de ejemplo se pueden mencionar algunas de las debilidades detectadas:

  •  Metodología de los IT: no se expone, dentro de la misma, la forma de identificación y evaluación de riesgos de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo (LAyFT) de la Entidad. 
  •  Contenidos mínimos de los IT: se verificaron omisiones tanto del riesgo final al cual se encuentra expuesta la entidad, como de información relativa a la naturaleza y dimensión de la actividad comercial o del contexto interno y externo al cual está expuesta.
  •  Factores de riesgo mínimos de LAyFT y controles mitigantes: Ausencia de escalas de calificación para medir el nivel de probabilidad de ocurrencia y de impacto de los distintos riesgos identificados, no se asignaron ponderadores a los factores de riesgo y subfactores identificados. Tampoco se detallaron los controles mitigantes implementados para cada riesgo inherente, ni los planes de acción a implementar para reducir los riesgos residuales resultantes.

A raíz de los puntos anteriormente mencionados, para las presentaciones correspondientes al presente año, los sujetos obligados deberán trabajar fuertemente en adecuar sus metodologías para alinearlas a las recomendaciones de la UIF. Para ello deberán basar la identificación y cuantificación de los riesgos, así como el impacto de los mitigantes sobre ellos, en datos cuantitativos con escalas que permitan medir adecuadamente el impacto y la probabilidad de ocurrencia de los mismos; se deberán asignar ponderadores sobre los factores y subfactores identificados.

Adicionalmente, dentro de los riesgos inherentes evaluados se deberán contemplar el impacto de posibles cambios como ser fusiones y escisiones, cambios en las plataformas tecnológicas que utilizan, lanzamientos de nuevos productos y/o servicios, apertura de nuevas sucursales, cambio de la estrategia de negocios, entre otros.

En cuanto a los Informes Técnicos Consolidados, la recomendación es indicar el riesgo de cada actividad regulada, llevada a cabo por la Entidad y el riesgo global resultante.

Estas son sólo algunas de las mejores prácticas señaladas por el organismo, que marcan un camino a seguir para los sujetos obligados en pos de realizar sus IT y AER, de acuerdo con lo que la UIF espera.
 

Laura Silvina Escandell

Gerente de prevención de lavado de activos y financiamiento del terrorismo de Lisicki Litvin & Asociados