Legislación y Noticias Argentina, 1 de diciembre de 2022
Si está registrado puede iniciar sesión o solicite suscripción para acceder a todos los
contenidos del Portal.

ENTREVISTA A UN EXPERTO

El componente psicológico en fraudes y estafas: un elemento que no hay que subestimar a la hora de combatir esos delitos

Carlos Rozen, socio de Compliance y Fraudes de BDO | El analista destaca en esta entrevista la importancia de la pata psicológica en el modus operandi de los estafadores y brinda algunas claves sobre cómo estar más prevenidos ante estos riesgos y reforzar barreras para zanjar esas vulnerabilidades. | Redacción "Prevenciondelavado.com"


En la edición pasada, se habló sobre el funcionamiento de las estafas piramidales y cómo identificarlas desde su operatoria a propósito de varios casos de esquemas tipo Ponzi que se difundieron en el último tiempo entre los cuales el más emblemático del último tiempo fue el de Generación ZOE (ver: Fraudes y estafas a la hora de invertir: la proliferación de sistemas piramidales pone en alerta al inversor). Sin embargo, un elemento muy importante que hay que mencionar a la hora de abordar este tipo de delitos es el psicológico.

Y es que, para la captación de víctimas, los estafadores y delincuentes financieros utilizan fuertemente el componente psicológico, que es algo de lo que en las áreas de prevención de fraude y Compliance se habla poco, pero es muy importante tener en cuenta para la detección de estos ilícitos.

Es esencial, a la hora de atacar el crimen organizado la pata de manipulación psicológica, donde el mejor arma es la prevención, y, para ello, es importante tener consciencia de que el cliente puede caer en las garras de una manipulación psicológica y también el empleado puede ser víctima de un ciberdelito gracias a artilugios de manejos psicológicos.

"Un estafador efectivo suele ser una persona con gran habilidad y astucia y que trabaja con métodos de manipulación, tanto desde su discurso, como en su lenguaje no verbal, e incluso con técnicas de mercadeo", explica al respecto Carlos Rozen, socio de Compliance, Fraudes, Investigaciones y Disputas de la consultora BDO Argentina, en diálogo con Prevenciondelavado.com.

Asimismo, señala que "para evitar eficazmente caer en las garras de estos estafadores, debemos tener en cuenta que ellos confían en que nos sentiremos tentados por ganar mucho dinero en el corto plazo" y asegura que la expectativa de una fuerte ganancia bajará nuestras barreras de racionalidad.

 

Un elemento en común, el eslabón esencial

"Cada estafa es impulsada por un deseo de dinero fácil; es la única cosa que el estafador y el estafado tienen en común y esto nos ayuda precisamente a comprender en forma sencilla la importancia de los dos lados del mostrador para que se materialice la estafa", alerta el experto.

En consecuencia, Rozen expresa un concepto que puede ser visto como una máxima en este ámbito y es que "no hay buen estafador sin un buen estafado que facilite su labor".

Así, asegura que la credulidad del estafado funciona con un mecanismo muy similar al de la fe. Se trata de la creencia o esperanza de que algo va a suceder y que está por encima de toda razón o evidencia.

Esto se vuelve especialmente peligroso en contextos de crisis económicas ya que son épocas en las que aumenta la cantidad de personas que desean ganar dinero fácil (que se transforman en crédulos e incautos).

En esos escenarios, Rozen advierte que los estafadores se valen, muchas veces, de la publicidad engañosa y usan para hacer caer en la trampa a esos sujetos técnicas que copian de organizaciones Fintech que trabajan honestamente.

 

El estafador, un reincidente

Pero, más allá de cómo usa el delincuente a su favor las debilidades que detecta en la psiquis de la víctima, hay que tener cuenta cómo funciona su propia cabeza y el experto de BDO dice en este sentido que, "además de la búsqueda de ganar dinero, los estafadores siente gran placer por lo que están haciendo y sus neurotransmisores (y en especial la dopamina) lo mueve a seguir y querer hacerlo más, una y otra vez".

Así, explica que la estafa se transforma en un tipo de droga que desean consumir una y otra vez. De hecho, en los últimos días, se conoció que el creador de Generación ZOE, Leonardo Cositorto, que es perseguido por la Justicia, ya lanzó un nuevo modelo similar llamado Sunrise y, a la vez, a medida que se iba conociendo su caso, muchos denunciantes revelaban que no era la primera vez que actuaba de esa manera, sino que ya había armado previamente estafas similares.

 

¿Cómo hacer anticuerpos?

Pero, ¿cómo protegerse de este tipo de operaciones? Ya que pareciera que, por más que se conoce cómo trabajan y se sabe que existen, vuelven a repetirse y, en los tiempos que corren, están muy beneficiadas por la tecnología, que ayuda a reinventarse con poco dinero a los estafadores y también viabiliza la comunicación uno a uno, que permite llegar más directo a la víctima.

Al respecto, Rozen recomienda que la solución es "dudar, ser escéptico" y brinda las siguientes claves de prevención:

MIRA BIEN DONDE PISAS SI CAMINAS DESCALZO: Hay que observar si quien hace la oferta es un sitio u organización con trayectoria. Si bien reconoce que pueden existir nuevos negocios, advierte que hay que tener ciertos recaudos con el "terreno desconocido".

CUIDADO CON EL DINERO FÁCIL: Si los beneficios son superiores a lo que un inversor serio consideraría como posible y aceptable, hay que desconfiar. Y es que, aunque resulta tentador, lamentablemente, es improbable.

NO CAER EN LAS REDES DEL COMPONENTE ESPIRITUAL: Muchos estafadores suelen utilizar estrategias de coaching, autoayuda y grupos de pertenencia y esto se debe a que el ingrediente espiritual tiene un alto poder de perforar nuestra voluntad y baja las defensas precautorias.

NO TOMAR DECISIONES APURADOS: Es importante entender bien de qué se trata el proyecto en el que voy a poner el dinero. "Si no entiende realmente cómo funciona lo que le proponen, no deje que lo empujen a cerrar una operación", recomienda Rozen.

NO CAER EN LA TRAMPA DEL ÉXITO: Por más que otros le muestren su automóvil, su fortuna y quieran convencerlo para que entre en el negocio, no deje de preguntarse ¿quién está pagando toda esta estructura? Es probable que sea gente como usted.

ESCUCHAR LAS ADVERTENCIAS: A veces no escuchamos a quien nos dará un consejo duro, sino a quien nos dirá lo que nos guste escuchar. Si alguien le advierte sobre el paso que va a dar, piénselo dos veces u consulte con quien sabe más que usted y sea ajeno a la propuesta antes de tomar la decisión.

FRASES CÉLEBRES: Muchas frases hechas pueden ser indicio de una estafa y es bueno saber detectarlas, como por ejemplo: "Descubre la forma de generar ganancias extras fijas mensuales en dólares", "No te llevará tiempo y no necesitas conocimientos para ganar más de lo que ganas  hoy", "¿Por qué ser empleado si puedes ser dueño? o "Nosotros haremos el trabajo y tu recibes las ganancias".

Redacción "Prevenciondelavado.com"