Legislación y NoticiasArgentina, 28 de febrero de 2020
Si está registrado puede iniciar sesión o solicite suscripción para acceder a todos los
contenidos del Portal.

EL DELITO ES UN CONDUCTOR DE LA ENFERMEDAD

La epidemia de coronavirus pone el foco en el combate del tráfico ilegal de especies salvajes

Advierten la importancia de combatir desde empresas y bancos este delito | Una especialista del Instituto de Gobernanza de Basilea sostiene que los controles de higiene y veterinarios diseñados para detener la transmisión de enfermedades entre especies no pueden aplicarse a la vida silvestre de contrabando. En tal sentido, es esencial el compromiso de las empresas, los bancos y los gobiernos en la lucha contra este delito. | 11/02/2020


En el último tiempo, los organismos internacionales de lucha contra el lavado de dinero y delitos precedentes vienen poniendo el foco en alertar sobre la importancia de combatir el tráfico ilegal de especies salvajes de animales y la epidemia de Coronavirus en China que preocupa al mundo entero es un elemento más que abona este mensaje.

Sucede que los expertos advierten que "estas epidemias se originan en la tierra de nadie entre el comercio legal e ilegal, donde la carne de caza y los paquetes sospechosos viajan largas distancias en rutas comerciales con la ayuda de sobornos y lagunas legales". Así lo sostiene un artículo de Mónica Guy, Oficial de Comunicaciones y Proyectos del Instituto de Gobernanza de Basilea.

La especialista señala que el comercio de productos ilegales de vida silvestre está valorado en hasta US$ 23.000 millones por año y sigue creciendo e indica que "el problema es que los controles de higiene y veterinarios diseñados para detener la transmisión de enfermedades entre especies y para evitar que las enfermedades crucen las fronteras no pueden aplicarse a la vida silvestre de contrabando y a los bienes de vida silvestre". Como es de esperar, tampoco se aplican en los lugares donde se comercializan estos productos.

Guy denuncia que la corrupción juega un papel importante en esto, ya que, a cambio de un soborno, los inspectores están rápidamente listos para hacer la vista gorda. En este sentido, alerta respecto de que "todo el ecosistema del comercio ilegal de vida silvestre es el caldo de cultivo para enfermedades con el potencial de diezmar comunidades e interrumpir las economías más grandes del mundo".

Finalmente, Guy indica que la epidemia de coronavirus es una oportunidad de aprender algunas lecciones útiles, a saber:

  •  Es importante tener en cuenta que el impacto negativo del comercio ilegal de vida silvestre se extiende mucho más allá de la vida silvestre y que una gama mucho más amplia de partes interesadas debe escuchar la llamada de atención del brote de coronavirus.
  •  Indica que, si bien es poco probable que los consumidores que compran productos ilegales de vida silvestre como alimentos de lujo, como ingredientes para la medicina tradicional o para el prestigio estén motivados por la preocupación por el bienestar animal, pero tal vez les importa proteger a sus familias del riesgo de enfermedad.
  •  Y agrega que las empresas deben preocuparse por los riesgos de seguridad cuando los empleados corruptos eluden las verificaciones estándar o los riesgos de reputación cuando su empresa aparece en los artículos de los medios relacionados con una redada de contrabando de vida silvestre. Por lo tanto, recomienda que las empresas y las industrias deben hacer aún más para fortalecer sus sistemas contra el abuso por parte de los traficantes de vida silvestre, complementando los llamados a una mayor responsabilidad social corporativa.
  •  Y agrega que los bancos y todo el sistema financiero han sabido durante mucho tiempo que corren el riesgo de ser mal utilizados por los traficantes de alto nivel y aquellos que financian actividades criminales y terroristas, por lo cual el GAFI ha pedido a las instituciones financieras que prioricen abordar el comercio ilegal de vida silvestre como un delito financiero.

Así, la especialista del Instituto de Gobernanza de Basilea alerta que "la situación del coronavirus puede ayudar a despertar a los gobiernos a los riesgos de largo alcance inherentes al contrabando de vida silvestre, incluso en formas claramente visibles en la seguridad nacional".

 

Leonardo R. Redolfi

"Opinión y Noticias"