Legislación y NoticiasArgentina, 26 de septiembre de 2020
Si está registrado puede iniciar sesión o solicite suscripción para acceder a todos los
contenidos del Portal.

INTERNACIONAL

Lavado de Dinero y COVID-19

Informe oficial | La UNODC publicó un documento donde se exponen las amenazas del lavado de dinero y financiamiento del terrorismo dentro del contexto de la crisis sanitaria mundial por COVID-19, así como las señales de alerta post-pandemia.


En un informe oficial publicado en la sección de Cibercrimen y Antilavado de Dinero de la UNODC (la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito), se detalla un panorama de las amenazas del lavado de dinero y financiamiento del terrorismo dentro del contexto de crisis sanitaria y pandemia que atraviesan los países.

Lavado de Dinero. En dicho documento, se informa que debido al distanciamiento social dispuesto a nivel mundial para evitar el contagio y propagación del coronavirus, algunos agentes de la ley reportan interrupción en el acceso a sistemas seguros de inteligencia contra el lavado de dinero. Esto disminuyó las capacidades para el seguimiento de los casos de LD/FT pero, según detallan los especialistas, el trabajo operativo continúa.

Fraudes. Por otra parte, los fraudes fiscales y no fiscales relacionados con la respuesta pública a COVID-19 están aumentando. Las criptomonedas y las estafas con esquemas piramidales siguen creciendo.

Modalidad de los delitos. El lavado de activos sigue siendo un facilitador central de la delincuencia organizada transnacional relacionada con COVID-19, con un aumento tangible del fraude. La criminalidad citada con frecuencia incluye:

  •  la compra de equipos y medicamentos médicos genuinos obtenidos de manera fraudulenta.
  •  no entrega del equipo anunciado.
  •  la redirección, intercepción y mal uso de donaciones de caridad.
  •  recolección fraudulenta de fondos estatales que forman parte de los esfuerzos de ayuda económica y de salud pública.

Tal como afirma la UNODC, "los grupos de delincuencia organizada transnacional y los financiadores del terrorismo buscarán aprovechar las oportunidades para ofrecer servicios financieros cuando se reduzcan las capacidades del sector estatal / privado". La recesión económica mundial resultante presentará innumerables oportunidades de financiamiento criminal (y de investigación).

Porqué el contexto es propicio para los criminales. La UNODC sostiene que mientras que la policía de primera línea se enfoca en el control de cuarentena, muchos funcionarios especializados en la prevención del LD/FT están trabajando de manera remota. Las instituciones financieras privadas, incluidos los departamentos de cumplimiento, están tomando medidas similares. Esto conlleva a que algunas jurisdicciones no pueden acceder a sistemas seguros de plataforma online, lo que disminuye su capacidad de recopilar, procesar, analizar y evaluar la inteligencia en casos de LD/FT.

Por otro lado, dado que los movimientos de mensajería en efectivo e intercepciones en puerto han cesado efectivamente por el cierre de fronteras y suspensión de vuelos en la mayoría de los países, existe una escasez de información sobre cómo los lavadores de activos especializados y los financiadores del terrorismo están respondiendo a ello. No están completamente identificados los métodos alternativos de remesas que encontraron los delincuentes organizados para sus finanzas criminales, pero se consideran las operaciones con criptomonedas o transferencias bancarias.

Recomendación. La UNODC recomienda que los Estados Miembros mitiguen los riesgos de las UIF al permitir que el personal clave acceda a los sistemas ALA/CFT de forma segura, ya sea de forma remota o, con las precauciones sanitarias adecuadas, desde la oficina.

La UNODC también recomienda que la inteligencia estratégica sobre la amenaza, su evolución y la capacidad (o no) de los Estados de responder, se comparta habitualmente con la UNODC, INTERPOL, Europol y el Grupo de Acción Financiera (GAFI).

Señales de alerta post-pandemia. El organismo internacional informa que "las ganancias permanecen en el corazón del crimen organizado transnacional". La amenaza continuará evolucionando y persistirá durante y después de la pandemia. Los delincuentes organizados, continuarán evaluando y explotando la demanda de bienes y servicios relacionados con la crisis.

La funcionalidad completa de las UIF y otras autoridades competentes debe mantenerse pública y visiblemente. Esto minimizará los actores criminales que buscan explotar las oportunidades percibidas con impunidad.

Sin embargo, la UNODC evalúa que el impacto económico de COVID-19 creará los mayores riesgos criminales. A medida que las economías intentan recuperarse, los lavadores de activos profesionales buscarán hacer crecer su negocio.  Por ello, los sectores público y privado deberán estar preparados a los siguientes panoramas:

  •  Otros delincuentes organizados ofrecerán servicios financieros de alto riesgo (especialmente en áreas donde las capacidades tradicionales del gobierno y del sector privado han cesado).
  •  La extorsión y otros delitos vinculados aumentarán.
  •  Las personas tomarán riesgos cada vez mayores para tratar de pagar los préstamos de alto interés.

Por último, la UNODC destaca que su personal especializado en LD/FT "está disponible en todo el mundo, para ayudar a los Estados Miembros a combatir los delitos financieros, las 24 horas del día, los 7 días de la semana."

Redacción "Prevenciondelavado.com"